Paul Krugman aconseja a Obama

Imperdible nota de Rolling Stone con una carta de Paul Krugman (escrita durante su viaje a Estocolmo para recibir el Premio Nobel) al desde hoy presidente norteamericano.

Es un claro y entretenido (por el estilo de redacción) compendio de recomendaciones de política fiscal, regulación financiera y salud. Muy interesante es el paralelo que traza entre el New Deal de Roosevelt (con sus éxitos y fracasos) y la situación actual. Pero lo mejor, sin duda, son las recomendaciones para crear el seguro de salud universal (público), “que de tener éxito mostrará a la gente que el Estado puede trabajar para el bien común y pondrá al país en una ruta progresista”.

La carta parece casi tan centrada en sugerir como volver a hacer de EEUU una sociedad de clase media, que en la superación de la crisis propiamente dicha. Sospecho que podemos aprender algo…

Etiquetas:

3 pensamientos sobre “Paul Krugman aconseja a Obama”

  1. Mi estimado amigo…la carta de PK parece escrita por CFK…usar la propiedad en bancos para presionar? prestar a mansalva con créditos blandos? eso en mi país se llama peronismo y el peronismo llevo a la decadencia a mi país…

    FDR fue el peor presidente de la historia, lo tuvieron que sacar a las patadas del gobierno e imponer a la fuerza una restricción a las reelecciones indefinidas. Lo que sacó a EEUU de la crisis no fue el new deal sino, en todo caso, la posguerra…

    Recuerdo muchas conversaciones que hemos tenido en las cuales defendías un sistema en el cual el destino lo forjara cada uno…los países con menor movilidad son los que tienen welfare state, en los países europeos tu futuro queda sellado desde el día que naciste…el único país en el cual todavía existe la movilidad social en serio, la ausencia de conservadurismo y la voluntad de forjar el destino uno mismo es en EEUU…todo lo que PK propone no va a sacar a USA del pozo sino que lo va a hundir en una decadencia absoluta…para ser un país de mierda como Francia o como Alemania, con sistemas de pensión quebrados, una juventud que no trabaja, etc.

    Por otro lado, como van a financiar un megaplan? Emitiendo? No pueden, la tasa está muy baja y podrían ir derecho a una estanflación. Pidiendo prestado? A quien? Aumentando los impuestos? y como se sale de una recesion cuando se seca la plaza privada, se ahorca a los contribuyentes y se quitan los incentivos al trabajo…

    Yo todavía tengo la esperanza de que Obama nos haya mentido a todos y no sea el progresista que dice que es…porque sino, vamos a tener, TODOS, un futuro muy complicado…

    Me llama la atención que hayas remarcado la entrevista de PK…una persona como vos que hace del emprendedorismo y la iniciativa un culto, hablando de una persona que en sus libros de economía olvidó (como todos los keynesianos) que el actor principal de cualquier economía es el empresario, el emprendedor, los animal spirits….

    Abrazos

    Martin

  2. A ver Martín si puedo resumir en pocas palabras cuál es la situación y porqué PK plantea lo que plantea.

    La situación actual es similar a la que se dio en la crisis del 30 en que, siguiendo un crack financiero, prácticamente desaparece el crédito y la gente deja de consumir por dos motivos: porque no puede financiarlo más con crédito y porque la caída de la bolsa afectó su patrimonio (“efecto riqueza” inverso). A eso hay que agregarle el componente sicológico (miedo incertidumbre), es decir los animal spirits que mencionás y que en este caso juegan al revés.

    Desde Keynes en adelante sabemos en economía que pueden existir situaciones en que la insuficiencia de demanda no se corrige con los mecanismos automáticos de que dispone la economía de mercado. Hasta Keynes se creía que sí… luego vino la Gran Depresión.

    Esta fue una situación de insuficiencia de demanda en la que fue necesario que el estado creara demanda para compensar la que el sector privado ya no creaba.

    Keynes nos hizo ver que se puede pensar la economía en términos de desequilibrios, hasta ese momento se creía que la economía convergía siempre a un único equilibrio de pleno empleo.

    Gente que vino mucho después que él, pero que abrevó en sus ideas, demostró que la economía puede tener múltiples equilibrios, algunos de ellos con desempleo. En cristiano: la economía puede estancarse indefinidamente en una situación de alto desempleo y ausencia de crecimiento. Si es que “alguien” no la saca de allí.

    ¿Porqué sucede esto? Por dos fallas que pueden aparecer en el mercado. Una es la rigidez de los precios. Si los precios no bajan lo suficiente para que vuelva a ser atractivo comprar, la recesión se prolonga. Si no se ajusta por precio, se ajusta por cantidad, decimos.

    La otra falla es la que se denomina “trampa de la liquidez” y es la falla del mecanismo monetario para reactivar la economía.

    En situaciones normales, cuando hay recesión se baja la tasa de interés y eso estimula el consumo (la gente compra más a crédito). Cuando la economía crece tan rápido que la inflación aumenta, se vuelven a subir las tasas para “enfriar” el consumo y la economía. A eso se refería PK cuando decía que hasta Obama la economía no la manejaba el presidente en EEUU, sino la Reserva Federal. La que define la tasa.

    En situaciones anormales, como esta, no hay baja de tasas que sirva. Si la tasa llegó a cero y esto no alcanzó para reactivar el consumo o la inversión (porque las expectativas son negativas) ¿qué más podés hacer?

    Es posible incluso que “inyectes” dinero directamente en la economía y los consumidores simplemente lo atesoren, porque no creen que sea el momento para consumir. Por eso le tienen tanto miedo a la deflación en EEUU. Porque es peor que la inflación. Con deflación siempre postergo mi decisión de consumo porque mañana el precio será mejor. Es una trampa de la que es difícil salir.

    La recomendación en estos casos es que el estado suplemente la demanda privada con gasto público. Alto. Y rápido.

    Esto tiene la desventaja de que la eficiencia de cada dólar gastado por el Estado es menor que el dólar gastado por una empresa. Pero al menos complementás la deficiencia de demanda. Se podría decir que el estado gasta cuando nadie más quiere hacerlo.

    Puede suceder también que yo inyecte dinero en entidades financieras (rescates) y estas no usen el dinero para prestar porque tengan miedo o piensen que no es el momento. Entonces, de nuevo, podés gastar trillones de dólares y no van a tener efecto alguno en la macroeconomía.

    Por eso PK sugiere que, si tomás participaciones de capital en empresas PARA QUE NO QUIEBREN (acordate de eso) ejerza el derecho que tiene como accionista y exija que ese dinero se preste. Está tratando de forzar que el mecanismo monetario funcione para reactivar la economía. Entre eso y el aumento del gasto público confía en poner en marcha el motor de la economía.

    No es fácil pero es lo que todos recomiendan, con matices. Los más conservadores, acordate, aceptaron o promovieron que el estado rescate a las institucones financieras en problemas. La ortodoxia absoluta diría “arréglense, es un problema privado”. El problema es que los problemas de los bancos son problemas de todos. La compresión monetaria que genera una caída, y no digamos una corrida bancaria, son una externalidad negativa feroz sobre toda la economía. Por eso se intervino. Como se intervino en el 30. Por eso también el mercado financiero es un mercado tan regulado (aunque no lo suficiente, hemos visto).

    La perspectiva general de esto, Martín, es que los mercados:

    1- no son perfectos
    2- están movidos por decisiones no siempre racionales (animal spirits), es decir por la euforia y el miedo
    3- en el sector financiero esas euforias y posteriores pánicos tienen un efecto devastador sobre el resto de la economía
    4- por eso se lo rescata cuando se llega a estas situaciones y por eso se lo regula después
    5- en el medio de una crisis de estas magnitudes la coordinación de expectativas juega un papel fundamental. En este momento todos están convencidos (coordinados) en que no hay que consumir y que es peligroso invertir.
    6- Alguien tiene que revertir esas expectativas y moverse en la dirección diametralmente opuesta
    7- ese alguien es el estado, nos guste o no
    8- esta situación es transitoria, no es una situación permanente

    Martín, no te olvides que Keynes y la aplicación de sus ideas para salir de la crisis del 30 “fundaron” la macroeconomía y la política macroeconómica. Desde esa época sabemos que no siempre todo va con piloto automático y que cada tanto nos encontramos con situaciones límite en las que hay intervenir, rápido.

    Te repito que en esto, con matices, están de acuerdo todos: conservadores y liberales. Salvo, claro está, algún austríaco que se entretiene en la biblioteca y lejos de las responsabilidades del gobierno y la política económica 🙂

    Un abrazo

  3. Pingback: El Che Remolins « El economista en piyama

Deja un comentario