Mercado de profesores

No es inusual que me consulten emprendedores que se dedican a alguna forma de enseñanza o coaching, desde clases de cocina hasta protocolo. La pregunta que me hacen con más frecuencia es: “¿cómo puedo contactar a más alumnos?”

La respuesta a esa pregunta es una variada gama de estrategias que están disponibles para cualquier pequeño emprendedor y que suelo recomendarles. Sin embargo, lo que no puedo sugerirles aún, es que se suscriban a Teachstreet.com, simplemente porque esa empresa sólo opera en la ciudad americana de Seattle, la cuna de Microsoft, Starbucks y Frasier, la sitcom de Sony.

TeachStreet es un directorio de más 2.500 profesores, entrenadores, “coaches”, tutores, e instructores en el área de Seattle. Cada persona que busca enseñanza de algún tema en particular puede buscar en esa base de datos de más de 500 materias diferentes, filtrando la información por ubicación geográfica del profesor, comentarios o calificaciones que les otorgaron otros estudiantes, disponibilidad de fechas y horarios y precios promocionales de las clases.

Para los profesores, TeachStreet es una forma de darse a conocer y buscar nuevos alumnos para disciplinas como tenis, idiomas, piano y hasta break dancing o póker. Además, el sitio les ofrece herramientas gratuitas para mejorar su aparición en buscadores de internet, crear sus perfiles y administrar su agenda de clases.

Es una suerte de eBay de profesores, un mercado virtual con feedback de los usuarios aunque con una fuerte orientación geográfica. Sin embargo, la estructura básica del sitio permite que se agreguen profesores y clases de otras ciudades y/o países. De hecho, están buscando socios para ofrecer sus servicios en otras ciudades americanas.

De todas maneras, TeachStreet es una idea de negocio interesante e innovadora, que soluciona un problema real, pero cuya tecnología no es compleja. Por lo tanto, la reproducción del modelo en cualquier otro país y ciudad no es difícil. Sólo se requiere algún emprendedor con visión. ¿Quién se anima? Quiero recomendarlos.

Etiquetas:

Deja un comentario