¿Las escuelas matan la creatividad?

¿Educan las escuelas para estimular la creatividad de los niños, o sólo para “producir” empleados adaptados a los puestos de trabajo que creaba la economía industrial? Si lo segundo es cierto, ¿cómo podemos educar hoy a niños que deberán desenvolverse en un mundo (futuro) de cuyas características no tenemos aún ni una remota idea? Si no podemos hacerlo, ¿no debería tener la creatividad la misma importancia en la educación que la misma alfabetización?

Estas y otras ideas en los dos videos de la conferencia de Ken Robinson en TED.

1 pensamiento sobre “¿Las escuelas matan la creatividad?”

  1. Eso de “producir empleados adaptados a los puestos de trabajo que creaba la economía industrial” me recordó tristemente al libro “Un mundo feliz” de Aldous Huxley…

Deja un comentario