Consejos prácticos para vivir de la música

Ustedes dirán que es una obsesión. Y quizás tengan razón. Pero es que los comentarios a algunos posts son tan buenos que merecen ser posts! 🙂

Este es de Leo, en respuesta a Juanjo, un músico uruguayo que pregunta cómo vivir de la música. Les copio la respuesta:

“Hola Juanjo como estas? primero quiero decirte que yo pretendo lo mismo que vos y como nosotros muchas personas.- Vos podes vivir de la musica de un monton de maneras, arreglando para demas musicos, como secionista, producir, enseñando, etc, ahora si queres vivir de tu musica es bien distinto, te voy a dar algunos tips, tomalos como pequeños consejos tal vez te sirvan.-
Si queres vivir de tu musica, lo primero que tienes que hacer es de armarte un estudio casero, hoy nos es tan caro hacerlo, ya tenes el teclado y me imagino que una CPU, conseguite programas de grabacion, hay de todo, de los mas complejos a mas faciles, para empezar te recomiendo Cool Edit, empeza a grabar tus canciones, empeza a mostrarselas a tus amigos, empeza a armar tu banda, pero sobre todo empeza a grabar y tocar, y no pares, y segui componiendo…

Como vimos en la clinica empresaria de Eduardo, no hace falta tener dinero para difundir tu musica, usa las herramientas gratuitas que ya existen, hacete un Myspace, si podes subir algo decente a Youtube, para las fotos Flickr, podes mandar tus canciones a Jamendo, Magnatune.- Cuando puedas crea tu propia web, esto hacelo por ultimo cuando tengas todo lo demas armado, por el momento la difucion la logras por medio de las redes sociales que te dije antes…me olvidaba…. si logras grabar bien en tu home studio por alli hasta no te haga falta ir a un studio de verdad, si no logras esto, entoces tomalo como una preproduccion, un demo.-

Y despues tocar en vivo, de eso ni hablar, tenes que tocar en vivo muchas veces, no solo para que te conozcan si no tambien para agarrar experiencia escenica, desarrollo como musico, entrar en el circuito de recitales.”

3 pensamientos sobre “Consejos prácticos para vivir de la música”

  1. Coincido con Leo, y agrego esto: Diferenciate.
    Sí, es cierto que en la música debería importar sólo la música. ¿Pero cuántos músicos somos? Es MUY difícil ir a escuchar un grupo y que te quede en la cabeza sólo por su música. Tienen que tener algo más. Pero si hay algo que la gente recuerde del recital y les dé de qué hablar (Ej: “Sí, juanjo, lo vi la semana pasada, es el chico que toca colgado de un candelabro. Increíble”) hacelo.

    ¿Casos de éxito? Vamos con el más grande: KISS es una de las peores (técnicamente hablando) bandas de rock que llegaron al éxito y se mantuvieron por 3 décadas. La única virtud musical son los juegos de voces. ¿Cómo pasaron de ser 4 aspirantes a músicos a una corporación millonaria? Diferenciándose. Usaron maquillaje y trajes negros y plateados cuando una camada de rockeros vestidos de colores estridentes todavía recordaba Woodstock.

    Probemos con otro: Nightwish. Esto (creo) que podría ser segmentación de mercado o aprovechar un micro nicho. Cualquiera sea el caso, esta banda tiene como adeptos a los fans del heavy metal que además disfrutan de la música clásica, ¿cómo? fusionando las melodías heavys con la impostación lírica de la cantante Tarja y solos catalogados como “neo-clásicos”.

    Ahora vamos a un ejemplo de lo que yo NO haría, algo que Eduardo definió en una de sus charlas como comportamiento en masa, si mal no recuerdo (o si no estoy errando de concepto!). En los 80, en Los Angeles, se dio un auge de un estilo de música denominado “Glam Rock”. Las características eran: distorción, voces agudas, pelo batido, ropa ajustada y mucho pero mucho maquillaje. Entre 1980 y 1995 surgieron miles de bandas con esas características, copiándose tanto el look como las melodías de las canciones. Uno, literalmente, no podía diferenciar una banda de otra. Inclusive, hasta Los Simpson hacen una parodia de este hecho en uno de sus capítulos (Banda discutiendo: “¡Somos Poison!” , “¿Poison? ¡Pensé que eramos Ratt!” , “Aquí en la batería dice WhiteSnake”). Me suena al ejemplo de las canchas de Paddle, los cibers, los minimarkets, etc.

    No digo que hagas algo que no va con tu personalidad, eso sería ir en contra del arte mismo, pero animarte a dar el 100%. Mostrá todo lo que sos, no sólo en un acorde. Eso haría yo si eligiera vivir de la música. Hacer ruido, mucho ruido (no, no con la guitarra ;)) y que la gente se entere de que existís y que tenés algo fresco para dar. No sé, “por lo menos así lo veo yo” 😉

Deja un comentario