Cómo hacer que te muerda una llama


Dos segundos después casi pierdo un dedo…

1 pensamiento sobre “Cómo hacer que te muerda una llama”

  1. Pingback: 250.000 kilómetros de recuerdos « El economista en piyama

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *