Turismo y gastronomía son dos sectores con gran potencial en los negocios. Sin embargo, no todos los encaran con la dosis sufiente de creatividad. Estos son dos ejemplos de formas diferentes de ingresar en el negocio:

1- Un hotel que sólo abre tres meses para los turistas… pero trabaja todo el año! Es tan innovador el concepto que fue caso de estudio de una Escuela de Negocios americana. Y además, conviene recordar en estos momentos, se creó en los peor de las crisis argentina de 2001/2002.

2- Un negocio relacionado a la gastronomía, ¡pero donde trabajan los clientes! Nació en la web pero ya tiene versión offline y hasta una tarjeta de crédito.

¡Faltan 2 menos para llegar a las 1000 oportunidades!