Eduardo Remolins

Innovación en 360º

Menú Cerrar

Etiqueta: Econegocios

Más oportunidades de negocio

Tres casos más de 1000 Oportunidades:

¿Qué harías por 5 dólares? Un mercado digital de trabajos pequeños.

Eco-regalos: vender objetos que le hacen bien al medio ambiente.

Para mujeres: Yo que vos, una “amiga digital” que te recomienda tiendas y diseñadores.

Pregúntenle a Willie

Cuando se habla de los gravísimos problemas ambientales que enfrentamos en estos días me gusta recordar (en voz alta o  como un pensamiento íntimo) que la misma capacidad que tuvimos para destruir selvas, contaminar ríos y calentar la atmósfera, la podemos usar para limpiarlos y regenerarlos.

No todas las personas acuerdan con este punto de vista, pero algunos individuos extraordinaros no sólo lo suscriben sino que demuestran con hechos concretos que es posible.

Willie Smits es uno de esos individuos.

Ver la segunda parte.

El biólogo indonesio es no sólo un protector apasionado de los orangutanes (a los que la deforestación de la selva tropical en su país natal amenaza con extinguir), sino que ha creado un proyecto revolucionario llamado Samboja Lestari.

En esa tierra arrasada de un remoto rincón de Borneo, Willie y su equipo lograron en pocos años recontruir la selva tropical, desarrollando, para ello, un elaborado método que combina distintas tecnologías para no sólo replantar las especies autóctonas y recuperar la biodiversidad original del lugar, sino brindar beneficios económicos a los pobladores locales, integrando la agricultura y la producción de energías renovables en un proyecto moderno, autosostenido y económicamente racional.

No hay beneficios para el medio ambiente si no podemos generar al mismo tiempo beneficios para la gente que vive en su entorno. Muy sensato. Muy lógico. Muy inteligente.

Ha encontrado la forma equilibrada y armónica, no sólo de sostener un ecosistema económicamente rentable, sino de reconstruir lo que se había destruido. No sólo conserva, regenera.

Para los muchos miles que estamos preocupados y a veces angustiados por el estado preocupante del medio ambiente y que absorbemos el diario bombardeo informativo (necesario) sobre el daño que nos estamos autoinfligiendo, es un bálsamo bienvenido saber que Samboja Lestari logró:

1- Reducir la temperatura media de la zona en 4 a 5 grados centígrados.

2-Modificar el régimen pluvial, logrando volver a aumentar las lluvias en la zona

3- Reconstruir la selva tropical y volver a dar cabida a 137 especies diferentes de aves que habían desaparecido del área

4- Encontrar el modo de combinar el uso agrícola de la tierra (y la generación de biocombustibles) con la existencia protegida de la población de orangutanes

5. Detener la liberación de CO2 que se originaba en la deforestación, ya que la selva tropical se asienta, en esa zona, sobre 20 metros de turba que, privadas del manto protector de la selva, emanan gases invernadero en cantidades monstruosas

En suma, la misma imaginación e inteligencia que nos condujo a estos problemas, puesta a funcionar de otro modo, con otros valores y con otros objetivos, puede sacarnos de este problema. Pregúntenle a Willie.

Econegocios: autos a aire comprimido

Martin Eberhard, uno de los fundadores de Tesla Motors, dijo hace tiempo que una vez que se hayan generalizado los motores eléctricos en los automóviles (prácticamente sin ruido, vibraciones, ni escapes), los motores a combustión interna nos parecerán una reliquia del pasado. Una pieza de museo. Nos preguntaremos: “¿cómo es posible que hayamos usado tanto tiempo motores que vibraban, hacían un ruido insoportable y escupían gases tóxicos?”

Bueno, lo mismo podríamos decirnos si lo que se generaliza es el automóvil impulsado con aire comprimido. Es igualmente silencioso y su única emisión es aire perfectamente puro. ¿Automóviles impulsados con aire? Exactamente, así como lo oyen.

En realidad, así como ha habido automóviles eléctricos desde comienzos del siglo pasado (Edison construyó uno), también el motor a aire comprimido ha existido desde por lo menos 1920. En realidad, el motor de combustión también es un mecanismo impulsado por la compresión y descompresión del aire, sólo que mezclado con combustible y con un proceso explosivo.

El auto a aire comprimido que parece ser hoy una de las mayores esperanzas ambientalistas del globo, es algo mucho más sencillo: tanques de aire comprimido con un motor eléctrico, montado en un chasis extra ligero, que mueven el mismo tipo de cilindros de un motor convencional, pero que no tiene, sin embargo, baterías, motor de arranque, bujías ni, por supuesto, tanque de combustible.

Guy Negre (el señor del video) es un francés, ex ingeniero de la F1, que ha desarrollado posiblemente los prototipos más avanzados de este tipo de vehículo. Nacido el mismo día que Julio Verne (que también imaginó un automóvil movido con aire), Negre dice que es lógico que haya escepticismo sobre una nueva tecnología, pero que el Air Car es una tecnología no sólo increíblemente limpia y eficiente, sino disponible para su producción en masa.

De hecho, su compañía, MDI, ha firmado un acuerdo con Tata (el grupo económico indio que también fabrica automóviles), para comenzar su producción industrial en 2010.

En realidad, Negre tiene razón en una cosa: sus automóviles han demostrado que pueden alcanzar velocidades cercanas a los 100 Kph, con una autonomía de 300 km y ser capaces de recargarse en un hogar con un compresor común (en 4 horas) o en estaciones con equipos especiales en 3 o 4 minutos.

Lo que no está tan claro es la viabilidad comercial. Aunque prometen producirlo a precios que oscilarían entre los 5.000 y los 15.000 US$, lo cierto es que varias veces ha habido anuncios de comienzo de fabricación que luego no se han cumplido.

Complicaciones hay. Las regulaciones de seguridad (especialmente en países como EEUU), podrían ser un obstáculo para un vehículo que necesita una carrocería tan liviana y cuyas partes están unidas con adhesivos. Por otro lado, algunas dificultades técnicas todavía persisten en cuanto al necesario calentamiento del aire que se descomprime (que naturalmente tiende a bajar mucho su temperatura), para poder aprovechar al máximo la energía liberada.

Más allá de los problemas, el potencial parece enorme. El 50% de los norteamericanos (el país del planeta que más contamina) vive a menos de 30 km de su trabajo y utiliza su vehículo básicamente para hacer ese trayecto. ¿Qué más necesita esa persona que un vehículo barato (dos centavos de dólar por kilómetro) que lo puede transportar a la velocidad legal permitida en una autopista americana? Por otro lado, la generalización de esta tecnología podría llevar a EEUU a la independencia energética en 2020, un santo grial económico y político que Washington añora hace décadas.

Quizás Eberhard tenía razón. Cuando se hayan generalizado formas infinitamente más racionales, limpias y eficientes de generar energía y transportarnos, sólo nos quedará preguntarnos: “¿cómo pudimos ser tan estúpidos por tanto tiempo?”.

Econegocios: cómo generar electricidad usando la basura

vegawatt

¿No es evidente que producimos demasiada basura y utilizamos cada vez más energía? Esas son, quizás, las dos caras de todos los problemas ecológicos del planeta, desde el calentamiento global hasta la contaminación del agua.

Parece natural unir las dos partes del problema para comenzar a crear soluciones. Eso fue lo que hizo Vegawatt, una empresa de Massachusetts especializada en soluciones “verdes” al problema de la energía.

Vegawatt sabe que los restoranes tienen dos problemas: toneladas de basura de la que disponer y cuentas de luz bastante abultadas.

Con respecto al primer problema, no es raro, en la tierra de la comida chatarra, que una casa de comidas tenga dos o tres freidoras. ¿A quién no le gustan las papas fritas?

El problema surge cuando hay que desacerse del aceite viejo y quemado. Se suele acumular en barriles y pagarle a alguien para que lo lleve y se deshaga de él de una forma adecuada. En otras palabras, es costoso y molesto.

¿Cómo resolver ambos problemas? !Quememos el aceite viejo para producir electricidad!

Vegawatt inventó un aparato del tamaño de una heladera pequeña que hace exactamente eso. Leer más

Descarga gratuita del eBook 100 Casos de Emprendimientos Exitosos

Ya se puede descargar gratuitamente en Lulu el eBook que escribimos con Julieta Avalle, 100 Casos de Emprendimientos Exitosos. Si tenés comentarios o preguntas podés mandármelos a eremolins@gmail.com

Todo lo que puedas leer por 18 euros

Mi columna de este domingo en La Capital:

Tenedor libre de revistas

Eduardo Remolins

¿A quién no le ha pasado? Pararse en el kiosco de diarios y pasarse un buen rato entre la tapa de la revista de deportes, la de política, la de actualidad, la de música o la de negocios. No saber por cual decidirse y pensar que, si las llevaras todas, la cuenta superaría fácilmente los 100 pesos.

Eso es porque no vivimos en Francia, donde uno puede comprar 400 revistas por mes, por un precio fijo. Un tenedor libre de revistas: todo lo que puedas leer por 17,90 Euros y en formato digital.

La idea se le ocurrió a Relay (www.relay.fr), un distribuidor francés de revistas que apuntó a los clientes eco-responsables, preocupados por las toneladas de papel, agua y combustible que hacen falta para imprimir y distribuir las revistas que se consumen en el mundo.

El sistema incluye un software de lectura llamado Delivery. Una vez que se lo instala el cliente comienza a recibir las revistas elegidas en formato multimedia, es decir que además de las notas de la versión impresa incluyen sonido, videos, videojuegos, fondos de pantalla y links interactivos. Además, para ubicar las notas puede usarse un buscador especial y el contenido puede guardarse para leer off line, clasificarse y hasta crear números especiales mezclando las notas de distintas revistas.

Como el producto está orientado a consumidores eco-conscientes, 1 Euro del precio de la suscripción mensual es destinado a la WWF, la organización ecologista, que dedica esos fondos a la reforestación de los bosques de Nueva Caledonia, reducidos en las últimas décadas al 1% de su tamaño original.

El producto es una cruza entre la industria de contenidos y entretenimiento y los cada vez más visibles  econegocios, aquellos que apuntan a mitigar los efectos negativos de la economía sobre el medioambiente.

El tiempo dirá si los consumidores se acostumbran a leer directamente de la pantalla. Por lo pronto, si la lectura es en la cama y con la notebook, hay que tener más cuidado de no volcar el café con leche.

 

Con ustedes…. Bruce Mau!

 

 Este es el hombre del manifiesto. No es el tío Jesse, de los Dukes de Hazzard, es Bruce Mau, un diseñador/visionario, ciudadano global basado en Toronto. Ha hecho definir a su empresa Bruce Mau Designs, como “un estudio de diseño de cultura y negocios”. Intensamente multidisciplinario (incluye colaboradores de comunicaciones, ciencia, filosofía, sicología, economía, negocios, marketing, arquitectura y arte), el estudio ha sido el trampolín de lanzamiento de Massive change, una exposición de diseño + forum online + libro, y el Institute Without Boundaries, un programa de posgrado, basado en el trabajo y en “aprender haciendo”.

Mau se considera más un activista-ecologista, que un diseñador a secas. Considera que la tecnología sirve (o debe servir) para permitirnos operar económicamente dentro de los ecosistemas sin producir daños o efectos negativos en el medio. No podría estar más de acuerdo.

Bruce Mau fue entrevistado para el documental 11th Hour Action, dirigido por Leonardo Di Caprio, junto a otros líderes globales, científicos y activistas ambientales.

 

Desarrollo a través de la empresa

Recién llegado del viaje por los iunaited esteits estoy recopilando pilas de información interesante que recogí. Uno de esos datos es el blog Next Billion cuyo eslogan es “development through enterprise”. La historia corta es que estuvimos nuevamente en el World Resources Institute (una institución dedicada al estudio y promoción del cuidado del medio ambiente) en Washington y además de ver nuevamente a Virginia Barreiro, conocimos a Fernando Noguera, un joven ingeniero colombiano que trabaja con ella y es parte del staff del blog. El WRI se ha dedicado a través del tiempo a distintas iniciativas que se han ido sumando a sus actividades. Desde la investigación a la promoción de empresas “verdes” (que es lo que hace el área de New Ventures, que dirige Virginia).

Pero el desarrollo de una estrategia de comunicación digital, como insinúa la creación del blog, es algo que me agradó especialmente. Véanlo y júzguenlo por ustedes mismos. Aún está sólo en inglés, pero la (interesante) idea es desarrollar la versión española en breve.

¿Son los biocombustibles responsables del aumento en el precio de los alimentos?

El tema siguen siendo polémico. ¿Biocombustibles si o no? El biodiesel ya tiene, por ejemplo, un nutrido grupo de críticos que fulminan a quiénes se atreven a proponerlo como alternativa. Sin embargo, peor es el calentamiento global, ¿no? Y por otro lado, ¿realmente hay una opción alimentos vs. combustibles?

En este post José Luis Cordeu, de la oficina de la FAO para América Latina opina sobre el tema y, obviamente, con conocimiento de causa.

Energías renovables

energia-eolica-marina.jpg

Biocarburante es un excelente blog en español sobre energías alternativas. Cualquier cosa que se esté investigando acerca de energías renovables, desde biocombustible producido a partir del cultivo de algas, hasta energía eólica marina, pasando por el desarrollo de “islas energéticas” que producen electricidad a partir de las diferencias de temperatura en el agua de mar, todo es explicado didácticamente por Ignacio de Miguel un biólogo español que se dedica a la divulgación científica en Internet desde 1996. Abundante en contenidos e información, entretenido y serio en lo que a investigación se refiere. No se lo pierdan!

© 2018 Eduardo Remolins. Todos los derechos reservados.

Tema de Anders Norén.