¿Porqué no nieva en Chicago?

chicago-snow2.jpg

(la columna de La Capital de este domingo)

“Ya debería haber nevado”, me dijeron hace una semana en Chicago. Los habitantes de la “Rosario norteamericana” 🙂 están preocupados por el clima inusualmente cálido para esta época del año. Otro tanto sucede en Nueva York y Boston, pero es en Los Ángeles donde están verdaderamente alarmados. Allí la sequía provocó los mayores incendios forestales que se recuerden en varias décadas. Por estos lares no hay nieve ni incendios, pero el granizo es una plaga.

El calentamiento global se incrementa cada día pero, pese a los desastres climáticos, los países que más contaminan parecen mirar para otro lado.

Los EEUU, que con sólo 0,4% de la población mundial producen más del 25% de los gases invernadero, no firmaron el Protocolo de Kyoto de reducción de emisiones. Y los Chinos, que acaban de superar a los EEUU en emisiones, quieren reducir la contaminación sin detener el ritmo de su economía.

Para seguir creciendo sin destruir el planeta debemos modificar aceleradamente la forma en la que producimos bienes. Shaun Paul es uno de los que piensan así. En 1992 Shaun creó Ecologic, una organización ecologista que acaba de lanzar un fondo de inversión para proyectos empresariales “verdes”.

Bosques Pico Bonito SRL, la primera empresa en la que ha invertido, es un proyecto de reforestación del bosque tropical nativo en 3000 HA contiguas a un Parque Nacional en Honduras.

Además de los ingresos provenientes de la explotación racional de la madera, BPB venderá Bonos de Carbono, que los países signatarios del Protocolo de Kyoto deben comprar como compensación por sus emisiones contaminantes. Se espera que los más de 1.200.000 árboles que se plantarán generen US$ 400 millones de ingresos por ambos conceptos. BPB instruye además a las comunidades locales en el manejo de las fuentes de agua, el cuidado de los árboles, la pesca sustentable y el ecoturismo.

Con empresas como BPB el fondo de Ecologic está mostrando un camino.  El que tendremos que seguir si queremos menos granizo y que en Chicago vuelva a nevar en noviembre.

Deja un comentario