Perros de la Web

boxer-cabecera.jpg

(La columna de éste domingo en La Capital

“Necesito Internet urgente, me estoy perdiendo muchas ventas”, me dijo mi vecino hace unas semanas, mientras acomodaba morosamente las brasas debajo de unas mollejas. El asado era en su casa en Funes, o sea que a nadie le sorprendió lo que decía. Sabemos de primera mano que en nuestra querida pequeña ciudad, obtener una conexión decente suele ser todo un desafío.

Lo que sí llamaba la atención es que Ricardo es veterinario. ¿Qué ventas se estaba perdiendo? “Exportamos Boxers por Internet”, me dijo, con la parsimonia de quien te cuenta que vende vaqueros en la calle San Luis.

Inmediatamente me pregunté cómo se exporta un perro por Internet. ¿Va por el cable el perro?  ¿O mandan sólo la foto? Mas importante aún, ¿por qué alguien elegiría un perro en la web y lo mandaría a pedir a un país extranjero?

Eso depende del perro. Ricardo es un fanático de los bóxers y los cría hace muchos años. Pero aparentemente en Sudamérica casi no se criaba el bóxer europeo, una variedad muy apreciada de la misma raza.

Ricardo se subió a un avión que iba a España, hace unos cuatro años, y volvió de Barajas con una parejita de cachorros ibéricos. Hizo lo que en el siglo XIX hacían los ganaderos argentinos, compró animales con un pool genético apreciado, para reproducirlos en el país. Sólo que en lugar de Aberdeen Angus o Hereford, se trajo los bóxers.

Luego, y junto a dos socios, creó Tower Boxer (www.towerboxer.com.ar ),  una empresa que puede vender unos 60 a 70 perros por año, muchos de ellos para exportación. “Brasil es un gran mercado: compran perros, pero no los producen”, me explicaba Ricardo. El canal de ventas principal es Internet y los perros son enviados a los clientes en las bodegas de los aviones y cumpliendo todas las normas de sanidad tanto argentinas como del país de destino.

En el mundillo de los criadores de bóxers la empresa funense es toda una marca. Y no es que no haya otros. El Negro Álvarez (el cómico cordobés), es quizás uno de los criadores más famosos.  “Es cierto – aceptó Ricardo- pero a los campeones los criamos nosotros”, y volvió a concentrarse en los chorizos.

8 pensamientos sobre “Perros de la Web”

  1. Querido Eduardo:
    aunque no lo creas te estoy escribiendo desde mi casa. Pues TENGO INTERNET. SI, TENGO INTERNET..Solo me llevo 6 meses y $ 50 en telefono para convencer al instalador que yo era real, existia y queria el servicio.
    Para hacer honor a la verdad, en ese asado no habia mollejas,(quizas si parsimonia), pero te agradezco por que le da màs estàtus al asado.
    Espero que con lo de 60 o 70 perros por año no me persiga la DGI.
    Te agradezco tu comentario en el artìculo de La Capital.

    Un abrazo Ricardo.

  2. No había mollejas? Mirá que tierna que habrá estado la carne para que me confunda 🙂 Ya he hablado de las bondades del asado RR, aunque todavía no lo escribí para el diario…
    Que bueno que tengas Internet! Y por la DGI no te preocupes porque tomé la precaución de no poner el precio por perro! Era 10 mangos cada uno, no? 😉

    Un abrazo

  3. Querido Ricardo:
    Quizá bo te acuerdes de nosotros. Somos de venado Tuerto. Nos vendiste un cachorro hace aproximadamente 14 años. Fue el mejor perro que hayamos conocido. siempre te recordamos con mucho cariño. ojalá podamos tener un poco mas de espacio pronto para poder comprate otro cachorro. Gracias por los buenos momentos que nos diste a través de Junior. Muchos cariños. Familia Bugnon.

  4. hola!!me llamo alexina y me encantan los perros tengo una pera q se llama violeta y es mastin cruza con boxer mi mejor amiga tiene un perro q se llama toto y es un boxer bueno besos bye

  5. Todo muy interesante pero, con la intension de comunicarme, ya que siendo argentino y viviendo en bs. as. no tengo al alcance boxer europeos. Podria ser posible una direccion de correo?, un telefono?, algo!!! Gracias y espero respuesta. Atte, Miguel.

Deja un comentario