Eduardo Remolins

Innovación en 360º

Menú Cerrar

El método para innovar de Thomas Edison

Thomas Edison, el prolífico inventor norteamericano, tenía un extraño método para reclutar a sus empleados: los invitaba a comer y pedía para ellos una sopa. Si el candidato le echaba sal o pimienta antes de probarla, no lo contrataba.

¿Porqué? Pensaba que si hacía eso era una persona con tantos preconceptos y supuestos en la vida cotidiana -que a la sopa le faltaba sal, por ejemplo-, que le sería muy difícil entrenarlo para que pensara creativamente. Tenía mucha razón. De hecho, identificar nuestras ideas preconcebidas e invertirlas totalmente es una de las mejores técnicas para innovar.

Sigue este enlace para leer el resto de mi columna de hoy en La Nación.

© 2018 Eduardo Remolins. Todos los derechos reservados.

Tema de Anders Norén.