El método para innovar de Thomas Edison 3


Thomas Edison, el prolífico inventor norteamericano, tenía un extraño método para reclutar a sus empleados: los invitaba a comer y pedía para ellos una sopa. Si el candidato le echaba sal o pimienta antes de probarla, no lo contrataba.

¿Porqué? Pensaba que si hacía eso era una persona con tantos preconceptos y supuestos en la vida cotidiana -que a la sopa le faltaba sal, por ejemplo-, que le sería muy difícil entrenarlo para que pensara creativamente. Tenía mucha razón. De hecho, identificar nuestras ideas preconcebidas e invertirlas totalmente es una de las mejores técnicas para innovar.

Sigue este enlace para leer el resto de mi columna de hoy en La Nación.


Deja un comentario

3 ideas sobre “El método para innovar de Thomas Edison

  • ruben gomez

    Como anecdota esta bien. Encuentro algo arrogante esta posicion. Todos tenemos actos irracionales copiados de nuestro medio. A otra persona se le puede ocurrir otro analisis donde a priori se descalifique o se sobrevalore a alguien. Son proverbiales los fallos de personas que se suponen expertas y dexaucian a aspirantes a algun cargo. Un tecnico del club America de Cali rechazo al que muchos consideran el mejor futbolista de Colombia de todos los tiempos. El mismo Edison fue rechazado de la escuela porque hacia demasiadas preguntas. Einstein perdio el examen de admision de la universidad. Hay que ser muy cauteloso. Los seres humanos no somos productos terminados. Podemos mejorar o empeorar. Hay muchas zonas grises que hay que saber mirar.