El hostel de Diös

jumbohostel1

Diös es un tipo especial. Decididamente no es una persona común y corriente. Sabe del valor de la creación y hace las cosas de un modo diferente.  Aunque lo que cree sea algo tan sencillo como un hostel.

En 2005 el sueco Oscar Diös adquirió un viejo Boeing 747 porque se le ocurrió que se sería una excelente idea transformarlo en un hostel en pleno aeropuerto internacional de la ciudad de Arlanda.

La idea puede haber parecido extravagante al principio, pero el negocio ya está funcionando. El hostel (que nunca despega, vale aclararlo), cuenta con 25 habitaciones y 85 camas, una cafetería a la que se puede visitar las 24 horas del día aunque no se esté alojado y hasta una tienda de souvenirs, para ayudar a contarle a los amigos en que sitio extraño pasó la noche uno.

Hay habitaciones compartidas (como en todo hostel), pero también una suite especial, instalada en el cockpit desde donde los pilotos conducían la nave, con una espectacular vista del aeropuerto.

Cuando veo estos ejemplos de empresas que literalmente reinventan lo que se suponía que era su negocio, me pregunto donde están los límites.

Lo más probable es que cualquier pasajero que se aloje en The Jumbo Hostel, lo haga atraído básicamente por la idea detrás del mismo. No buscan detalles de lujo ni la ubicación más céntrica, sino poder dormir en la cabina del piloto o tomar el té en el interior redecorado de un avión de línea. Algo distinto. El lugar es confortable, sí, pero sobre todo es original. Ese valor es incalculable y a veces no cuesta una gran inversión conseguirlo.

Este es un test que recomiendo: cuando vayas a lanzar alguna empresa o negocio, preguntate, ¿dónde está lo particular? Y si no tiene, aún, nada particular, la pregunta debe ser: ¿cómo puedo conseguirlo?

Seth Godin llamaba a esto una “vaca púrpura”, es decir algo totalmente fuera de lo normal y lo común. Algo que se destaca y llama rápidamente la atención.

El hecho es que asegurarnos que tenemos una “vaca púrpura” o un “avión-hostel” es la vía más directa no sólo para obtener promoción gratis, sino también clentes curiosos y ávidos y menos competencia. Como Diös manda.

Eduardo

PD: ¿Estás con ganas de crear tu «vaca púrpura»? Esta es una gran fábrica de negocios especiales.  

2 pensamientos sobre “El hostel de Diös”

  1. maria andrea carignano

    Hola simpatico amigo.Tus ides giran .No muevas tanto el aire ,no sea que nos caigamos .La luna hermosa cerca esta ,no hay viento let´s fly ,seems a dream .Don´t forget the friends near the sun they are .I love you for your Special Name.What do you think ,the angels are thinking about your idea? I see you soon. sweet kisses.And have a music and chocolat night Andrea

Deja un comentario