El éxito

«El mundo te dirá que el éxito es lograr lo que te propusiste hacer. Te dirá que el éxito es ganar, que los ingredientes esenciales del éxito son el reconocimiento o la prosperidad. Por lo general, estas cosas, o algunas de ellas, son subproductos del éxito, pero no son el éxito.

«La idea convencional del éxito tiene que ver con el resultado de lo que haces. Algunos dirán que el éxito es el resultado de una combinación de trabajo duro y suerte, o de determinación y talento, o de estar en el sitio adecuado en el momento adecuado. Aunque cualquiera de estas cosas puede ser determinante del éxito, no son su esencia.

«Lo que el mundo no te dice -porque no lo sabe- es que no puedes volverte exitoso. Sólo puedes tener éxito. No dejes que un mundo loco te diga que el éxito es otra cosa distinta de un momento presente exitoso.  ¿Y eso que es? Hay una sensación de calidad en lo que haces, hasta en los actos más simples. La calidad implica cuidado y atención, que vienen de la conciencia. La calidad requiere tu Presencia. »

Eckhart Tolle

Etiquetas:

6 pensamientos sobre “El éxito”

  1. Hola Eduardo !

    Buen post, y excelente tema: El éxito.

    El éxito existe solo en el marco de la competencia.

    Y la competencia puede solo existir en el contexto de la dualidad.

    Ser exitoso, o incluso «tener éxito» (como dice Tolle) requiere de plantearse metas y objetivos, y estos siempre son relativos, respecto a los resultados de un «Otro».

    En la Unidad no hay éxito. Solo hay.

    La Libertad requiere de renunciar, con alegría, al «éxito» y a los «logros». Y solo Ser.

    Fácil de decir. Difícil de realizar.

    Sobre todo si uno aún no ha tenido logros, como para poder entender la vanidad que en ellos está implícita, y la futilidad de los mismos.

    Y, lo más interesante (desde una perspectiva realista y no pesimista), es que aún a los que tienen la fortuna de «rasguñar» esta vivencia, se les escurre con gran facilidad.

    Naturaleza humana, que le dicen.

    Un abrazo

    Gustavo

  2. Gracias Gustavo. Muy buen comentario. Totalmente de acuerdo.
    Como dice Tolle también: para que alguien sea un «ganador», hace falta que alguien sea un «perdedor». No hay «alto» sin «bajo».

    Abrazo

    e

  3. Interesante. La presencia que se requiere para hacer con calidad pasa por ubicarse en el aquí y ahora, algo que parece tan difícil en tiempos del multitasking y la pluriatención.
    Y aporto algo que escuché hace unos días y me gustó mucho: el fracaso no es lo opuesto del éxito, sino el camino para que tarde o temprano logremos resultados exitosos.
    Saludos! Julia.

Deja un comentario