Cómo se busca un buen negocio

Éste es el primero de una serie de clips que voy a postear de ahora en adelante. La idea es darle a las columnas o artículos otro formato, con suerte más atractivo o entretenido.

Se esperan comentarios.  🙂

11 pensamientos sobre “Cómo se busca un buen negocio”

  1. Edu,

    Creo que una cosa es el negocio, y otra la actividad. Es como la diferencia entre valor y precio: suelen ir de la mano pero no son lo mismo.

    Y otra cosa muy diferente son las dualidades éxito/fracaso y pasión/mediocridad. El fracaso es el trono del éxito, y la mediocridad el lecho de la pasión.

    Solemos creer que la pasión es lo más elevado, pero hay algo en lo que la pasión falla y es en el punto «2: la mente trabaja 24 horas para conseguir los objetivos». Eso es cierto, y significa el anti-RERO: forzar la mente (que es algo maravilloso y la forzamos 24 horas), desconexión mente-cuerpo con nuestros naturales instintos, workaholismo (sí esa palabreja maldita) y causa de la angustia existencial: sentirse vacío luego conseguir un objetivo. En definitiva, la mente trabaja 24 horas, ya sea por un negocio, ideales políticos, por el poder, por coquetería, o por terrorismo…

    🙂

  2. Eduardo, como andás?.
    Muy bueno éste video con tus ideas sobre el tema (que comparto plenamente) y las palabras de Jobs. Referido a Jobs, te voy a enviar ahora por correo un pdf que recibí de una entrevista que posiblemente esté relacionada con éste video.
    Un abrazo grande, nos vemos pronto.
    Luis

  3. Mariano, no me refería a ser workaholic con lo de «la mente trabaja 24 horas». Nunca tuviste la experiencia de levantarte con la solución a un problema en el que estuviste «trabajando» durante semanas? A veces tu cabeza encuentra la solución de maneras inesperadas y absolutamente sin esfuerzo. Es al revés, cuanto más relajado estás y cuando probablemente estás pensando en otra cosa (conscientemente) tu mente está resolviendo el problema. Einstein se «imaginaba» los problemas físicos que se planteaba y su resolución, como si fueran sueños. Mucha gente encuentra la inspiración mientras maneja o mientras se ducha. Son historias repetidas. Lo que nos gusta lo hacemos todo el tiempo… sin esfuerzo. Es como el juego de los chicos. Uno se cansa de jugar? En realidad se aburre, pero ¿cansarse? No hay estrés en el juego.
    En cuanto a la diferencia entre actividad y negocio, mi punto de vista es que si tu «actividad amada» es la que te proporciona tu medio de vida… recorriste tres cuartos del camino al paraíso!!!! A eso me refiero. Y en ese sentido la actividad es un «negocio» en tanto te proporciona ese ingreso económico que necesitás. Pero es el negocio más elevado y satisfactorio que puede haber…

  4. Edu,

    La mente es maravillosa, y esas cosas suceden.

    Pero eso de Einstein y las ideas en la ducha… yo no lo grgrgrrrecomiendo. Yo grgrgrgrgrecomiendo tener menos objetivos, y relajarse más.

    Creo que muchas ideas ocurren porque te duchás solo 😛 Y eso, contando solamente las ideas buenas pero no nos pongamos a contar las malas eh?

    Los objetivos están hechos de la lógica de la matrix: tener objetivos inteligentes, pasión y recursos para llevarlos a cabo te hacen fuerte, pero eso no lo es todo, y pueden significar una gran mentira. Pienso en esto que escribí hace poco en el otro blog: http://www.aventurafantastica.com.ar/2007/11/bailando-por-un-sueo.html

  5. Mariano, yo creo que objetivos tenemos todos, aunque el objetivo sea retirarte a meditar a un monasterio… No suena espiritualmente tan elegante… pero creo que es así. Alguna gente plantea disquisiciones que son inteligentes, por ejemplo no hablar de objetivos, sino de «intenciones» y dejarlas libres del «apego», es decir la locura por aferrarte a que sucedan. Pero siguen siendo cosas que buscás, que anhelás.
    Cuando esas intenciones, objetivos o como queramos llamarlos, están alineados con tus deseos más profundos, en algunas personas con su sentido de misión, con su «dharma», llamalo como quieras, ahí comienza la pasión. No es estrés, no la adicción al trabajo, no la histeria, la pasión.
    Cuando actuás alineado de esa manera, creo yo, no hay margen para el estrés. Quizás es una búsqueda de toda la vida, pero se puede ir en esa dirección. Y el esfuerzo es cada vez menor. Al contrario se ahorra mucha energía…

  6. Edu,
    La pasión es energía en movimiento, y la podemos considerar mejor que la depresión y la no-energía. Y lo que mencionas es cierto, yo solamente quiero notar que la pasión no es la meca cuando se entra en las esferas de lo mental y lo espiritual (sobre todo haciendo referencia a la frase de que «la mente trabaja 24 horas» que es por ahi la más riesgosa). Hay otras cuestiones que entran en juego con la pasión, que exceden la esfera empresarial y pasan a la social y a la espiritual de manera muy fuerte. Puede haber éxito empresarial, pero no paz de espíritu. Puede haber fortaleza, y puede faltar madurez. Son estas las preguntas que me hago:

    Puede haber fortaleza y madurez?

    Puede haber éxito empresarial y paz de espíritu?

    Seguramente no? El tema es el camino!

    Un abrazo.

  7. Muy buena página y tus pensamientos económicos mucho mas.
    Te felicito. Siempre que leo la capital busco tu columna para ver que escribis. jeje.
    Gracias.

  8. Buen video, creo que uno no debe buscar afuera, como dice el video, sino hacer la busqueda interna y contar con esa cuota de suerte para hacer realidad ese sueño. muchas veces el sistema nos hace dificil alcanzar esas metas, no obstante la lucha suele ser parte de la busqueda y hacemas sabroso el resultado.

    http://www.energiabio.com.ar

  9. Que bien explicado, Eduardo.

    La Libertad no se encuentra mientras no se extinga el desapego. Pero se puede vivir en una cueva y estar pendiente de lo que sucede fuera.

    Los objetivos no necesariamente se convierten en la Matrix.

    El apego obsesivo a los objetivos – como bien explicas – crean la Matrix. Son la Matrix misma.

    Enjoy.

    Gustavo.

Deja un comentario