Ahora que la última criatura de Disney ya puede verse en (casi) todo el mundo, es un buen momento para analizar la película y su producción para descubrir algunos de los secretos y formas de trabajo que pueden hacer el éxito de una película… o de cualquier empresa.