13 formas de revolucionar un negocio

Muchas pequeñas empresas, exitosas en mercados dominados por gigantes, deben su éxito a un método que se basa en dos premisas:

1-       hacer algo distinto (“disruptivamente” distinto, si es posible),y  que

2-      no sea fácil de copiar por otras empresas

Seguramente estarás pensando: “es más fácil decirlo que hacerlo”. Puede ser.

Sin embargo, hay muchas formas de ir a contracorriente, haciendo las cosas de manera radicalmente distinta…  y obteniendo un beneficio de ello.

Estas son algunas, extractadas mi eBook neobiz:

1-       Migrar un producto a su versión digital.

A esta altura ya no es tan novedoso, pero lo bueno es que la economía abunda en productos que pueden ser pasados a un formato digital, con el consiguiente ahorro en costos de reproducción y distribución, casi siempre cercanos a cero.

Un buen ejemplo es la distribución de revistas, pero en formato digital y con contenidos multimedia,que realiza el distribuidor francés Relay, lo que le permite ofrecer un menú de 400 publicaciones distintas por un precio flat de 18 euros por mes.

 

2-      Llevar el modelo de financiamiento por publicidad a sectores o productos a los que no había llegado.

En Japón hay proveedores de fotocopias gratuitas, con publicidad en el reverso, y en Canadá e Irlanda hay taxis gratuitos, financiados por publicidad. Los ejemplos abundan y las aplicaciones del modelo se hacen cada vez más audaces.

Cuando se vuelve más difícil llegar al consumidor con nuestro mensaje, cualquier medio puede ser bueno.

Eno de los mejores ejemplos de esto es el de Freeload Press, que ofrece libros de texto universitarios CON PUBLICIDAD… y gratis, obviamente.

 

3-      Llevar un servicio tradicional a la web.

Tampoco es excesivamente novedoso. Las subastas on line, por ejemplo, son uno de los pocos éxitos sólidos que quedaron de la primera ola de negocios “puntocom”.

P ero el hecho es que la mayor parte de los servicios no tienen aún su correspondiente versión web. Hay mucho espacio para nuevos negocios.  

La novedad está en la aplicación, no en el método.

Borro, por ejemplo, es una empresa británica que se dio cuenta de que las casas de empeño no eran un servicio ofrecido en la web. Y creó una. En estos casos, el beneficio está en la sencillez.

Además, en algunas ocasiones (como esta), migrar el servicio a la web tiene algunas ventajas adicionales. En este caso, la situación no siempre cómoda de ingresar a una casa de empeños es evitada al realizarse la transacción on line.

 

4-       Encontrar espacios gratuitos de publicidad… ¡y venderlos!

Green Graffiti es una empresa holandesa que creó el “graffiti verde”, una forma de publicidad inspirada en esa expresión de arte callejero, pero absolutamente legal. Dejarla marca de la empresa en una pared del metro o de la parada de buses, sin pagar y cobrándole al cliente por ello.

Negocio redondo.

 

5-      Inventar nuevos servicios para ofrecer por celular

En este caso las chances de que nos compren algo medianamente útil que ofrezcamos a través de este canal son elevadas de antemano. Los costos de este tipo de productos son generalmente bajos y el medio de pago es conveniente y está “a la mano”.

El asunto es qué ofrecer.

Los servicios de localización son una de las oportunidades más prometedoras en este campo.

Se ofrecen servicios para indicar donde está el baño (Mizpee) o el Starbucks (MYSBX) o la farmacia (Behind Systems)  más cercanos.

Pero los servicios no se agotan en esto. Se ofrecen clases de inglés o dietas personalizadas, como las que ofrece Myca en Canadá.  

La plataforma está, sólo hay que pensar el producto.

 

6-      Crear mercados donde no los había

También es una especialidad de los tiempos de Internet.

Los sitios de subastas, como eBay, son el mega-mercado de productos. Pero hay mucho espacio para sitios y mercados especializados, de nicho.

A veces ese mercado es de talentos o habilidades profesionales. Ese es el caso de Rent a Coder, el sitio en el que se ofrecen y contratan profesionales de la programación y el diseño.

En otros casos, la empresa puede ser simplemente una forma de poner en contacto a estudiantes que necesitan empleo part time para pagar sus estudios, con empresas que necesitan justamente a alguien de medio tiempo.

Ese es el mercado que organizó Student Gems, en el Reino Unido. Pero es solamente un ejemplo. Las posibilidades son muy amplias.

Se trata de conectar. ¿Quién ofrece y quién demanda?

 

7-      Transformar a los clientes en socios.

Eso es lo que hizo Nvohk, una compañía de indumentaria para surfers. Como otras empresas que se están subiendo a esta tendencia, hizo un llamado abierto a sus clientes y al público general para transformarse en socios de la empresa, a través del pago de una membresía anual.

Los socios tienen derecho a votar en decisiones clave de la empresa, a elegir entre diferentes diseños de las colecciones de temporada y, por supuesto, a compartir parte de los beneficios (que son pagados con productos).

NVOHK logró en menos de un año financiar todas sus operaciones sin endeudarse y sumando una fiel comunidad de más de 5.000 socios.

 

8-     Preguntarles a los clientes qué querrían comprar y pedirles que nos lo paguen por adelantado.

Sellaband es un sello grabador para nuevas bandas. Tiene un sistema por el cual cada banda que quiere grabar un CD manda una o dos de sus canciones y se somete a una competencia en la que los visitantes del sitio votan si les gustaría que se grabara el CD completo o no.

Cada voto tiene precio, en realidad. Y le permite a cada usuario del sitio asociarse a las ganancias futuras del CD, si es que se logra el mínimo número de fans (5.000) que lo eligen.

En la práctica cada banda hace participar del sistema a sus fans y les pide que voten por ellos.

El resultado es que la empresa sólo edita aquel material que ya sabe que tendrá una buena acogida en el público y además tiene un dinero adelantado para hacerlo.

 

9-      Crear un directorio on line que no existía

Es una variante del número 6. Se trata de reunir y categorizar toda la información disponible sobre algún rubro de productos o servicios y ofrecerla en la web, financiándose por comisiones de las operaciones realizadas, por publicidad o una mezcla de ambas.

Teach Street, por ejemplo es un diectorio de más de 2.500 profesores, entrenadores, tutores, coaches e instructores que ofrecen sus servicios en el área de Seatlle, EEUU.

Una vez más, por supuesto que hay miles de directorios online. El asunto es DE QUE TEMA O SERVICIO  vamos a crear un directorio. Uno que no haya sido indexado aún.  

¿Cuál es el servicio del cuál es difícil obtener información confiable y segura con sólo un click?

Esa era la situación con el mercado de profesores de Seattle. Y Teach Street lo solucionó.

Además, este tipo de directorios tiene el beneficio agregado de poder calificar la calidad del servicio  brindado por los oferentes, a criterio de los usuarios que pueden subir sus calificaciones a la web.

 

10-  Ofrecer una forma conveniente de proteger el medio ambiente

Mucha gente quiere tener mayor cuidado con el efecto que tienen sus acciones y su consumo sobre el medio ambiente.

El problema es que no saben qué hacer para mejorarlo. Y, a veces, que lo que tienen que hacer no es práctico o conveniente.

ECHOAge, por ejemplo, encontró una forma de hacer conveniente la organización de los cumpleaños SIN grandes cajas de regalos, papeles y basura de todo tipo.

Se encargan de invitar y confirmar a los asistentes por Internet (para no usar papel), piden y recogen los regalos en forma de aportes en dinero, restan su comisión y envían el dinero a los padres del niño.

No hay papeles, cajas ni regalos no deseados.  

Así es fácil ser ambientalista, ¿no? Es que, ¡de eso se trata!

 

11-    Ofrecer algún tipo de reuso de los desperdicios

La suma de ventaja económica más conciencia ambiental, es imbatible.

Esto funciona para el reciclado y limpieza del aceite para motores, por ejemplo, que ofrecen empresas como Sask Alta.

Pero también es válido para inventos más originales.

Vegawatt, por ejemplo, creó un generador de electricidad, del tamaño de un refrigerador que utiliza el aceite viejo y quemado de las freidoras de los restaurantes. Se genera electricidad gratuita y se evita tener que tirar el aceite viejo.

 

12-   Encontrar el comprador y luego conseguir el producto

Eso es lo que hace iBlue, una inmobiliaria holandesa. Obtener la información de los clientes que ingresan a su sitio web, de qué casa exactamente quieren comprar.

Aunque no esté en venta.

Luego, visitar con el cliente el ING Bank, su socio, para ver qué préstamo hipotecario le pueden dar para comprar la casa en cuestión.

FINALMENTE visitar al dueño de la casa y hacerle llegar la oferta de compra, con el cliente y el financiamiento ya resuelto.

 

13-   Combinar 2 o más de las 12 anteriores

Hanger Network es una empresa que ofrece publicidad impresa en perchas. Es decir, encontró un lugar poco convencional para hacer publicidad por un precio casi despreciable.

Esas perchas están hechas de papel reciclado, por lo tanto apelan a la conciencia ecológica de la gente y les dan una forma sencilla y práctica de ser “verdes”.

 Además, como la fabricación de las perchas está financiada por la publicidad, las entregan gratuitamente en las tintorerías, llegando a más hogares y aumentando así la exposición del mensaje publicitario.

Las combinaciones posibles son amplísimas.

¿Y para qué te sirve todo esto?

Volvamos al principio.

¿Cuáles son las premisas del éxito de una pequeña empresa?

1.       hacer algo diferente

2.       que no sea muy fácil de imitar

Ahora sabes por donde comenzar a pensar ese “algo diferente”.

Y si quieres  información más completa sobre los casos y cómo funcionan los servicios y modelos de negocio que mencioné, puedes obtenerla  en este eBook gratuito.

3 pensamientos sobre “13 formas de revolucionar un negocio”

  1. Pingback: Neobiz: nuevo eBook con estrategias y casos de innovación empresaria (gratis!) « El economista en piyama

Deja un comentario